SPUTNIK V

The Lancet sobre la Sputnik V: "El mundo cuenta con un mecanismo eficaz para combatir la pandemia"

Afirman que es una de las vacunas más eficientes que existen.
martes, 2 de febrero de 2021 · 13:55

Un grupo de científicos expertos corroboraron la efectividad de la vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, y sus datos fueron publicados en las últimas horas en la revista médica internacional The Lancet, en la que casi todos los fabricantes de tratamientos han hecho públicos sus estudios.

Los analistas afirmaron que, según los resultados de la Fase III de ensayos clínicos de la Sputnik V, "el mundo cuenta con un mecanismo eficaz para combatir la pandemia de coronavirus", al tiempo que consideraron justificada y acertada la decisión asumida por el Kremlin de lanzar la vacuna antes de que se publicaran sus datos definitivos.

"El desarrollo de la vacuna Sputnik V ha sido criticado por la prisa indecorosa, el recorte de esquinas y la falta de transparencia", señalaron docentes y académicos respecto a las severas oposiciones que sufrió el tratamiento antes de la publicación de sus estudios.

La vacuna es un 91.8% de efectiva en las personas adultas mayores de 65 años.

“El resultado informado aquí es claro y el principio científico de la vacunación está demostrado. Otra vacuna puede unirse a la lucha para reducir la incidencia de coronavirus", dijeron científicos en un comentario compartido por The Lancet.

Los análisis se basaron en datos de 19.866 voluntarios, "de los cuales una cuarta parte recibió un placebo", según revelaron los investigadores del Instituto Gamaleya a la revista científica. De esta cifra, 16 de los que recibieron la Sputnik V registraron sintomatología compatible con el coronavirus, mientras que de los vacunados con placebo 62 se contagiaron, lo que demostró que las dos dosis inyectadas con 21 días de diferencia proporcionan una respuesta inmunológica 91,6% efectiva contra la enfermedad causante de la pandemia.

Fuente: (Televisa)

La Sputnik V, una vacuna soviética

La Federación Rusa aprobó en agosto la distribución de la vacuna producida por el Centro Gamaleya, a la que bautizó como Sputnik V en honor al primer satélite lanzado por la Unión Soviética al espacio: el Sputnik. 

El mecanismo de la Sputnik V incluye dos vectores distintos (Ad26 y Ad5), que son suministrados en cada una de las dosis y generan la proteína S del coronavirus, a fin de estimular al sistema inmunológico para producir una respuesta. Los adenovirus, como son conocidos estos vectores, se encuentran debilitados para que no surja la enfermedad en quienes son inoculados.

Al comienzo, muy pocos trabajadores de la salud comenzaron a ser vacunados con las dosis y, a fines de diciembre, se aprobó su utilización en la población mayor de 65 años, así como en el resto de la sociedad rusa.