MYANMAR

Escalada de violencia en Myanmar: se registran nuevos decesos mientras se intensifica la represión

Aung San Suu Kyi permanece incomunicada desde el 1 de febrero.
domingo, 28 de febrero de 2021 · 12:34

Mientras se intensifican las protestas civiles en contra del gobierno militar de facto en Myanmar, la respuesta de las fuerzas armadas en contra de la población también sube de nivel, al punto de que este domingo 18 personas perdieron la vida en las calles como consecuencia de la represión.

"Condenamos enérgicamente la escalada de violencia contra las protestas en Myanmar y pedimos al ejército que detenga inmediatamente el uso de fuerza letal en contra de manifestantes pacíficos", exigió Ravina Shamdasani, portavoz de la oficina de derechos humanos de la Organización de Naciones Unidad (ONU).

Luego del golpe de Estado fraguado por las fuerzas militares del país asiático en contra del Gobierno legítimo, liderado por la Nobel de la paz, Aung San Suu Kyi, quien fue electa con una abrumadora mayoría, la estabilidad conseguida por la nación en los últimos diez años pende nuevamente de un hilo. 

Las cifras de fallecidos son anunciadas por fuentes médicas ya que el Estado no ofrece datos oficiales.

En la ciudad de Dawei, al sur del país, la policía abrió fuego en contra de una multitud que protestaba pacíficamente, lo que causó el deceso de al menos tres civiles y dejó a más de cincuenta personas heridas. A diferencia de las semanas anteriores, la  nueva estrategia adoptada por las fuerzas militares consiste en no dejar que los manifestantes se congreguen, por lo que la dispersión comienza antes de que puedan organizar sus marchas.

En Mandalay, Yangon y Mawlamyine también se llevaron a cabo actos de represión "con munición bélica" en contra de la población civil, acción que fue condenada por la ONU, que declaró que el resultado de estos conflictos "ha sido el deceso de al menos dieciocho personas".

Fuente: (Euronews)

"La clara escalada de las fuerzas de seguridad de Myanmar en el uso de la fuerza letal en varios pueblos y ciudades de todo el país en respuesta a manifestantes en su mayoría pacíficos contra el golpe de Estado es indignante e inaceptable, y debe detenerse de inmediato", expresó Phil Robertson, director adjunto de Human Rights Watch en Asia.

Días después del levantamiento militar, fraguado el 1 de febrero, la respuesta del ejército en contra las manifestaciones había sido moderada; sin embargo, a raíz de la continua desobediencia civil organizada, conformada por paros, manifestaciones, entre otros mecanismos, la represión de las fuerzas de orden público se ha incrementado progresivamente.

En Yangon, la policía detuvo a cerca de 185 estudiantes de medicina que marchaban con sus batas en contra del nuevo gobierno militar. El sector médico ha sido uno de los férreos opositores al nuevo régimen, y algunos funcionarios de salud se han negado a presentarse a sus puestos de trabajo como forma de protesta.

El ejército ha prometido convocar nuevas elecciones en el país, y desconoce la victoria de Aung San Suu Kyi.

Aung San Suu Kyi permanece incomunicada.

La líder de Myanmar, Aung San Suu Kyi, comparecerá ante el tribunal mañana lunes 1 de marzo, donde enfrentará cargos después de que la policía la detuviera durante el levantamiento militar del mes pasado.

La líder de la Liga Nacional para la Democracia ha estado incomunicada desde que el jefe del ejército, Min Aung Hlaing, tomó el poder de la nación la mañana del 1 de febrero. Suu Kyi enfrenta un cargo por quebrantar la Ley de Manejo de Desastres Naturales, así como por haber importado ilegalmente seis radios walkie talkie.

Otras Noticias