MYANMAR

Myanmar: militares condenan a la presidenta electa por "tráfico de equipos de comunicaciones"

Se han registrado protestas y paralizaciones en varias ciudades.
miércoles, 3 de febrero de 2021 · 12:52

La líder política de Myanmar, Aung San Suu Kyi, derrocada este lunes por el ejército de ese país, fue acusada de "importar ilegalmente equipos de comunicaciones" luego del levantamiento militar, por lo que deberá permanecer bajo arresto al menos un par de semanas más.

Quien se convertiría en la primera mujer en presidir el Parlamento de Myanmar fue relacionada con la presunta aparición de un grupo de "walkie-talkies ilegales" utilizados para comunicarse de manera clandestina, motivo por el que fue condenada a cumplir una sentencia penitenciaria de dos semanas, según señalaron las autoridades a través de una acusación policial.

El portavoz de la Liga Nacional para la Democracia, Kyi Toe, corroboró los cargos de los que acusan a la principal representante del partido y agregó que el presidente de Myanmar, Win Myint, fue también detenido por los presuntos cargos de "quebrantar las leyes de gestión de desastres naturales".

Numerosos sectores de la sociedad civil han organizado protestas en contra del golpe militar.

Desde que se gestó el levantamiento militar la mañana del lunes 1 de febrero, Aung San Suu Kyi, acompañada de otros ministros y altos representantes políticos del Gobierno de Myanmar, fueron puestos bajo arresto.

En una última comunicación, Suu Kyi instó a la población de todo el país a oponerse a la toma del poder por parte del cuerpo militar, hecho que acabaría con casi diez años de democracia. La funcionaria tiene orden de presidio hasta el próximo 15 de febrero, cuando podría ser liberada, a no ser que nuevos delitos recaigan sobre su persona.

Fuente: (EFE)

Médicos de Myanmar se paralizan en protesta

Los trabajadores médicos y hospitalarios de Myanmar comenzaron este miércoles una protesta de "desobediencia civil" en rechazo al alzamiento militar gestado en contra del Gobierno democrático de Aung San Suu Kyi. Vestidos con lazos rojos, los médicos se niegan a "trabajar para el nuevo Gobierno militar", mientras el país padece un aumento considerable de nuevos casos de coronavirus en un sistema sanitario escasamente preparado para un brote de contagios.

“Queremos mostrarle al mundo que estamos totalmente en contra de la dictadura militar y queremos que nuestro Gobierno y líderes electos regresen. Queremos mostrarles que seguiremos solo a nuestro Gobierno electo. No a los militares", señalaron algunos representantes hospitalarios.

Otras Noticias