MYANMAR

"Lucharemos hasta el final": miles de personas protestan contra el levantamiento militar en Myanmar

Ha habido casos de represión y no se descartan nuevos enfrentamientos.
domingo, 7 de febrero de 2021 · 14:31

Miles de personas marcharon este domingo en distintas ciudades de Myanmar con el fin de rechazar el levantamiento militar ejecutado por un ala radical del ejército, y en exigencia de la inmediata liberación de la presidenta electa de ese país, Aung San Suu Kyi, detenida el pasado lunes.

Pese a los intentos de las fuerzas armadas por disuadir a la población de manifestar, a través del corte sistemático de los servicios de telecomunicaciones, una multitud de activistas y miembros de la sociedad civil de Myanmar se congregaron en las calles de Yangón, y vestidos con los colores del partido Liga Nacional por la Democracia (LND) entornaron cantos en exigencia de "la libertad" y "el retorno a la democracia".

La líder política arrasó en las elecciones con el 83% de los votos.

El bloqueo de los servicios de internet causó una indignación mayor en la población y en la comunidad internacional, motivo por el cual los militares al mando del país asiático decidieron levantar la medida que impedía emitir cualquier tipo de información de forma tradicional. 

¡No queremos una dictadura militar! ¡Queremos democracia!

Una multitud de personas colmaron las calles de Yangón y se dirigieron a la Sule Pagoda, un templo ubicado en el centro de la ciudad que fue emblema de las protestas budistas en 2007. En el lugar, los manifestantes fueron recibidos por un pelotón de la policía antidisturbios, a quienes saludaron y entregaron flores.

Fuente: (Deutsche Welle)

"No queremos que la próxima generación viva una dictadura. No terminaremos esta revolución hasta que hagamos historia. Lucharemos hasta el final", reflexionó uno de los jóvenes que hizo presencia en la manifestación en contra del derrocamiento del gobierno legítimo de Myanmar.

En la localidad Myawaddy, la situación fue contrastante, pues los uniformados cargaron contra un grupo de cerca de doscientos manifestantes a quienes embistieron, hirieron y arrojaron gases lacrimógenos.

Los militares alegan que se cometió fraude electoral, hecho que fue desestimado por el organismo electoral del país.

Presión internacional.

El Gobierno de facto impuesto por la junta militar de Myanmar ha sido condenado por un gran número de países, entre ellos todos los pertenecientes a la Unión Europea, algunos de Asia y por los Estados Unidos. La administración del presidente Joe Biden exhortó a los rebeldes a deponer sus intenciones y liberar al gobierno legítimo de ese país.

A pesar de esto, la activista y líder política Aung San Suu Kyi continúa detenida por el presunto delito de "importar ilegalmente" seis walkie-talkies. El abogado de la Premio Nóbel de 1991 ha denunciado que no se le ha permitido ver a su representada desde que fue puesta en prisión, el pasado lunes.

El papa Francisco, que visitó Myanmar en 2017, criticó el levantamiento militar durante su discurso de este domingo y dijo que rezará para que el país pueda lograr una "coexistencia armoniosa y democrática" de las diferentes fuerzas políticas.