MYANMAR

Activistas de Myanmar en Japón piden acciones para detener la represión

Instaron al Gobierno al diálogo directo con los militares.
martes, 23 de marzo de 2021 · 08:48

Activistas de Myanmar en Japón pidieron al Gobierno y al conjunto de la comunidad internacional que realicen acciones concretas “para detener la matanza” en su país natal. Entre las medidas sugeridas, figura el embargo de armas como una forma de presionar a la junta militar.

Si bien la gran mayoría de los países occidentales han repudiado el golpe de Estado e incluso impusieron sanciones a grupos empresariales e individuos, para los activistas hace falta una mayor presión.

Por ese motivo, pidieron al Gobierno de Japón que utilice su influencia para establecer un diálogo directo con los militares de Myanmar y pedirles el cese de la represión, que ya se cobró 261 víctimas civiles.

La libertad de la líder política Aung San Suu Kyi es una de las consignas que aparece en todas las manifestaciones contra la dictadura en Myanmar.

Kyaw Kyaw Soe, director de la junta de la Asociación de Ciudadanos de la Unión de Myanmar en Japón, manifestó: “Creo que el Gobierno japonés tiene algún tipo de poder diplomático, económico y también político”.

Para Soe, es necesario que se intensifiquen las acciones concretas frente a los crímenes cometidos por la junta golpista en el país del sudeste asiático y no alcanza con la emisión de declaraciones o comentarios.

Por su parte, el director de la Asociación Rohingya en Japón aseguró que nadie debería reconocer, de ninguna forma, al Gobierno militar de Myanmar y señaló que las medidas tomadas en contra de la junta representan “sanciones muy pequeñas”.

“Son los mismos militares que cometieron genocidio contra mi pueblo, los rohingya, en 2017”, indicó en referencia a la persecución que llevó a miles de rohingya a escapar de Myanmar y refugiarse en Bangladesh. Y finalizó: “Después de cuatro años, están cometiendo lo mismo en las calles de Yangon, Mandalay, Meiktila, en todas partes del país”.

La mayoría de los manifestantes prodemocracia en Myanmar son estudiantes y trabajadores que se vieron obligados a elaborar elementos de autodefensa frente a la represión. 

El Gobierno japonés señaló que monitorea los acontecimientos desde el día del golpe de Estado. Un funcionario aseveró que las autoridades consideran la manera de responder, ya que ambos países mantienen estrechas relaciones económicas y comerciales.

Otras Noticias