BRASIL

En pleno colapso hospitalario, Jair Bolsonaro pide que Brasil “vuelva a trabajar”

Crece la tensión con los gobernadores.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 13:30

Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, ofreció este miércoles una conferencia de prensa en la que aseguró que “es necesario volver a la normalidad” y que el país “debe volver a trabajar”.

Estas declaraciones del mandatario parecen desconocer que Brasil atraviesa el peor momento de la pandemia no solo por el marcado incremento en el número de contagios, sino también por el desborde de su sistema de salud.

“Los efectos de la pandemia no pueden ser peores que el virus. Dejen que la gente trabaje”, manifestó en clara referencia a los gobernadores que han decidido implementar restricciones en sus respectivos estados para contener la situación epidemiológica.

De esta manera, Bolsonaro aportó más tensión a la ya difícil relación que mantiene con los mandatarios estatales por las diferencias en la gestión de la pandemia, que ya causó más de 300 mil decesos en el país.

Brasil no logra contener el avance de sus variantes locales, que ya circulan en varios países.

El negacionismo del presidente de la nación sudamericana ha sido cuestionado en múltiples ocasiones. Bolsonaro desestimó la gravedad de la enfermedad desde el primer momento, cuando llegó a calificarla como “una gripecita” y se mostró en contra de implementar medidas de cuidado, como el uso de barbijos.

Una vez más, el jefe de Estado se mostró en contra de cualquier tipo de aislamiento. “Quedándonos en casa no vamos a solucionar ese problema”, enunció durante su discurso, en el que no se permitió a la prensa realizar preguntas.

Fuente: (EuroNews)

Explosión de casos y colapso de hospitales

Según datos del Ministerio de Salud, Brasil registró ayer un nuevo récord de fallecimientos diarios causados por el coronavirus: 3.780 defunciones en 24 horas. Así, acumula un total de 317.646 fallecidos desde que se detectó el primer caso en el país.

La cifra de casos positivos se elevó a 12.658.109 y los hospitales se encuentran colapsados e impedidos de ofrecer atención médica a quienes lo necesitan. Se estima que al menos 6.500 personas aguardan que se liberen camas para poder ingresar a los centros de salud.

Fuente: (CNN en español)

En ese contexto crítico, algunos estados, como San Pablo y Río de Janeiro, han determinado la implementación de restricciones para contener los brotes y quitar presión a los hospitales, algo que Bolsonaro cuestionó con firmeza.

Otras Noticias