MYANMAR

Activistas de Myanmar decidieron suspender el Año Nuevo

Continúan las protestas contra la dictadura militar.
martes, 13 de abril de 2021 · 09:45

Los activistas en favor de la recuperación de la democracia en Myanmar cancelaron las festividades de celebración del Año Nuevo, en símbolo de protesta contra la junta militar que mantiene el control del país a fuerza de represión.

Más de 3 mil personas fueron detenidas desde el inicio de la dictadura en Myanmar.

Miles de manifestantes salieron a las calles el primer día de las vacaciones de Año Nuevo de cinco días, conocido popularmente como Thingyan. Tradicionalmente, durante esa celebración se realizan oraciones, limpiezas y rituales budistas. La imagen de este año también tiene como escenario las calles, pero esta vez con miles que reclaman por el fin de la dictadura.

“No celebramos Myanmar Thingyan este año, ya que más de 700 de nuestras almas valientes inocentes han sido asesinadas”, declaró uno de los manifestantes, en referencia a los asesinatos cometidos por las fuerzas armadas de Myanmar en el marco de la represión a las protestas.

En lugar de la tradicional celebración, los activistas prodemocracia pintaron el saludo de tres dedos -símbolo de la lucha en el país del sudeste asiático- en vasijas y colocaron mensajes con frases como “salvemos Myanmar”, mientras marchaban y coreaban “el poder de la gente es nuestro poder”.

Fuente: (EuroNews)

Temor internacional por la situación de Myanmar

La oficina de derechos humanos de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) manifestó que temen que la represión militar se convierta en un conflicto civil con características similares al que se vive en Siria.

“Me temo que la situación en Myanmar se encamina hacia un conflicto en toda regla. Los Estados no deben permitir que se repitan los errores mortales del pasado en Siria y en otros lugares ”, dijo la alta comisionada de la ONU Michelle Bachelet.

Por último, aseguró que las sanciones selectivas impuestas por algunas naciones a la junta militar no son suficientes y pidió “medidas inmediatas, decisivas e impactantes para empujar a los líderes militares de Myanmar a detener su campaña de represión y matanza”.