Guatemala

Guatemala negó que haya un acuerdo con Estados Unidos sobre la seguridad en las fronteras

El Gobierno descartó un despliegue militar o policial.
martes, 13 de abril de 2021 · 19:42

El Gobierno de Guatemala reveló que no firmó ningún documento con Estados Unidos que esté relacionado con la seguridad en sus fronteras. El anuncio llega días después de que la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, hablara de protección fronteriza en Honduras, Guatemala y México para reducir la migración ilegal desde Centroamérica.

La Cancillería de Guatemala se pronunció para descartar cualquier medida reciente: “Con relación a las declaraciones vertidas por la vocera de la Casa Blanca, donde se afirma que se llegó a un acuerdo para la protección de las fronteras, aclaramos que no existe ningún documento firmado en torno a esta materia”.

El presidente Alejandro Giammattei negó que haya nuevos acuerdos con Estados Unidos.

El presidente del país centroamericano, Alejandro Giammattei, aclaró que los 1.500 elementos de las fuerzas de seguridad desplegados en los puntos fronterizos fueron asignados ante la llegada de flujos masivos de personas en enero, cuando se conoció la salida de dos caravanas migrantes de Honduras y El Salvador.

El lunes, Jen Psaki aseguró que había un acuerdo con los países del Triángulo Norte y México para movilizar militares y policías que contribuyan a frenar los flujos migratorios hacia Estados Unidos, que solo en marzo recibió más de 170 mil inmigrantes ilegales. La mayoría fueron expulsados debido al protocolo sanitario por el coronavirus.

 

Honduras también desmintió el acuerdo

Honduras también se pronunció en las últimas horas y aseguró que no existe acuerdo con Estados Unidos para desplegar más elementos de seguridad hacia los puntos fronterizos con fin de frenar la migración. “Los supuestos acuerdos son incorrectos y no existen”, expresó en un comunicado el Gobierno de Orlando Hernández.

El Triángulo Norte está compuesto por El Salvador, Guatemala y Honduras, y es una de las regiones con menos recursos económicos y más afectada por la violencia. Se estima que, cada año, más de 500 mil centroamericanos dejan su territorio para intentar llegar a Estados Unidos de forma irregular.