BRASIL

Crisis sanitaria en Brasil: advierten por falta de medicamentos para intubaciones

Se profundizan las dificultades del sistema sanitario.
viernes, 16 de abril de 2021 · 11:32

Trabajadores de la salud de Brasil denunciaron la falta de medicamentos básicos para la atención de pacientes, especialmente los que se utilizan para sedar a las personas que deben ser intubadas y conectadas a un respirador.

El ministro de Salud, Marcelo Queiroga, dijo que se esperaba que llegara un cargamento de sedantes “en los próximos diez días".

El testimonio de un médico brasileño, publicado por Associated Press, señala que en Rio de Janeiro muchos trabajadores diluyen los sedantes para hacerlos durar más tiempo y así poder administrarlos a más pacientes.

Los “kits de intubación” que reclaman los médicos en varios hospitales de Brasil incluyen sedantes y anestésicos que se utilizan para evitar daño y sufrimiento a los pacientes gravemente enfermos que requieren asistencia respiratoria. 

Desde el Gobierno estatal de Río de Janeiro, atribuyeron el déficit a los obstáculos para obtener estos suministros en el mercado global y se limitaron a recomendar a la población que busque centros de salud en los que sí puedan aplicarles sedantes.

En San Pablo, la situación también es crítica. Las autoridades sanitarias informaron que se enviaron nueve solicitudes de medicamentos para intubación al Ministerio de Salud de Brasil, pero los envíos realizados solo alcanzaron a cubrir el 6% de las necesidades mensuales.

Fuente: (RTVE Noticias)

Piden el apoyo del Gobierno federal

La falta de medicamentos no es el único problema que enfrentan los hospitales de Brasil, que en su mayoría se encuentran desbordados en su capacidad de respuesta ante el crecimiento de las infecciones por coronavirus.

Las unidades de terapia intensiva de los diferentes distritos del país sudamericano están repletas de pacientes graves, mientras el número de decesos diarios se acerca a 3 mil.

Jair Bolsonaro será investigado por su manejo de la situación sanitaria en Brasil.

Con más de 360 mil fallecimientos, Brasil representa una cuarta parte del total de muertes a nivel mundial. Sin embargo, el presidente Jair Bolsonaro sostiene su política anticuarentena y apuesta a mantener las actividades en normal funcionamiento.

Ante su negativa, los gobernadores estatales se han visto en la necesidad de determinar medidas sanitarias en sus jurisdicciones para mitigar el impacto de la pandemia. El secretario de Salud de San Pablo, donde 640 hospitales se encuentran al borde del colapso, describió la situación como “terrible” e imploró: “Necesitamos el apoyo del Gobierno federal, Esto no es una necesidad para Sao Paulo, es una necesidad para todo el país”.