MYANMAR

Myanmar: los opositores a la dictadura conformaron un Gobierno de Unidad Nacional

Buscan apoyo y reconocimiento internacional.
viernes, 16 de abril de 2021 · 08:49

Miembros del Parlamento derrocados por militares, líderes de protestas contra el golpe de Estado y representantes de las minorías étnicas de Myanmar conformaron este viernes un Gobierno de Unidad Nacional. Su principal objetivo es erradicar a la junta militar y restaurar la democracia, interrumpida por el Ejército desde el 1 de febrero.

Durante más de dos meses, se sucedieron importantes protestas que incluyeron una serie de huelgas por parte de los trabajadores fabriles para exigir el restablecimiento de la democracia. La respuesta de la junta militar gobernante fue la represión sistemática, a través de la que asesinaron a más de 700 personas y encarcelaron a más de 3 mil.

Consideran que la líder encarcelada Aung San Suu Kyi está al tanto de la conformación del gobierno paralelo.

La conformación en paralelo de un nuevo Gobierno de Unidad Nacional tiene el desafío de organizarse para ganar legitimidad y autoridad política entre la población de Myanmar, pero también de cara a otros países. Min Ko Naing, un veterano activista por la democracia, fue el encargado de anunciar el nuevo gobierno.

“Por favor, den la bienvenida al gobierno del pueblo”, exclamó en un video. Durante su discurso, reconoció las dificultades de la tarea que decidieron emprender. “Estamos tratando de sacar esto de raíz, así que tenemos que sacrificar mucho”, aseveró, en referencia a la junta militar que domina el país asiático.

El autodenominado Gobierno de Unidad Nacional hizo pública una lista de funcionarios que trabajarán para poner fin a la violencia y restaurar la democracia. Subrayó la importancia de la unificación de las luchas del movimiento a favor de la democracia y las comunidades étnicas que intentan conseguir su autonomía. Además, resaltó que tiene el propósito estratégico de construir una “unión democrática federal” en Myanmar.

La junta militar gobernante asesinó al menos a 700 personas en el marco de la represión a las protestas.

Búsqueda de legitimidad 

Uno de los desafíos más importantes del Gobierno de Unidad Nacional será conseguir el reconocimiento internacional. “Somos los líderes democráticamente elegidos de Myanmar”, manifestó uno de los representantes durante el anuncio de conformación, y presionó: “Si el mundo libre y democrático nos rechaza, eso significa que rechazan la democracia”.

Los líderes del Gobierno autoproclamado deslizaron su intención de formar también un ejército federal, para lo que están en conversaciones con las fuerzas de las minorías étnicas. La agitación y la perspectiva de conflictos crecientes parece no ceder en Myanmar.