BRASIL

Ante la inacción de Bolsonaro, gobernadores de Brasil piden ayuda humanitaria a la ONU

En los hospitales faltan camas, medicamentos y hasta oxígeno.
sábado, 17 de abril de 2021 · 12:48

Brasil vive el peor momento de la pandemia, que avanza de manera descontrolada debido -entre otras cosas- a la falta de medidas sanitarias para prevenir y evitar la propagación del virus que ya infectó a más de 13 millones de personas en ese país.

Trabajadores sanitarios denunciaron la falta de sedantes para intubar a pacientes que requieren asistencia respiratoria.

El crecimiento de los contagios y el desborde hospitalario llevaron a varios gobernadores de diferentes estados de Brasil a pedir a la ONU (Organización de las Naciones Unidas) que intervenga con el envío de ayuda humanitaria para enfrentar la crisis.

“Hay 11 estados en los que a los pacientes hospitalizados les faltan analgésicos, sedantes y en algunos incluso oxígeno”, denunció uno de los gobernadores en un foro que compartieron con la subsecretaria general de la ONU. Y aseguró que “es necesario que Naciones Unidas brinde esta ayuda humanitaria ofreciendo tratamientos para los enfermos” en el país sudamericano.

En la misma línea, se expresó que la actual situación de colapso y aumento exponencial de contagios y fallecimientos se debe a la falta de respuestas por parte del Gobierno federal, encabezado por Jair Bolsonaro. “La falta de una coordinación nacional es responsable de la tragedia que está ocurriendo en Brasil”, sentenciaron.

Fuente: (RTVE Noticias)

La curva epidemiológica, descontrolada en Brasil

Brasil no solo es considerado uno de los países más afectados por el coronavirus, sino que actualmente es el epicentro global de la pandemia. En las últimas 24, horas registró 85.774 nuevas infecciones y 3.305 muertes, lo que eleva el total de contagios a 13.832.455 positivos, mientras que los decesos ya suman 368.749.

Solo Estados Unidos registró más fallecimientos por coronavirus que Brasil, aunque con la diferencia de que en ese país la situación epidemiológica se encuentra más controlada. La tendencia al alza de contagios no cede en el país carioca y la vacunación avanza de forma lenta. Hasta el momento, el 12,17% de la población recibió la primera dosis de la vacuna.