ISRAEL

Israel: 45 personas fallecieron tras una estampida durante una festividad judía

Ocurrió en el Monte Merón y aunque se permitió la presencia de 10 mil personas, asistieron unos 100 mil.
viernes, 30 de abril de 2021 · 16:27

Una estampida ocurrió durante una festividad religiosa de la que participaban miles de judíos ultraortodoxos en el monte Merón, ubicado al norte de Israel. Unas 45 personas perdieron la vida y por lo menos 150 resultaron con lesiones. Según algunos asistentes, la estampida se originó cuando la multitud que bajaba desbordó el estrecho pasadizo que terminaba en una rampa inclinada.

Era el primer evento multitudinario desde que se levantaron las restricciones por coronavirus.

Dicho pasadizo había sido cerrado con una valla metálica por la policía, sin embargo, la presión de la gente la derribó. Los judíos presentes celebraban el Lag Baomer: el evento es el más multitudinario celebrado en Israel desde que el Gobierno levantó las restricciones por el coronavirus.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, se hizo presente en el lugar de la tragedia y expresó: “La catástrofe del monte Merón es una de las más graves que ha golpeado al Estado de Israel”. El país declaró luto nacional el domingo.

45 personas fallecieron por la estampida en el monte Merón.

Aunque Netanyahu manifestó su pesar por lo ocurrido, muchos judíos ultraortodoxos presentes lo abuchearon, responsabilizando al Gobierno y a la policía por la estampida durante la actividad que cada año reúne a la multitud de fieles. La conmemoración es en torno a la supuesta tumba de Rabí Shimon Bar Yojai, talmudista que según la religión judía escribió el Zohar.

Netanyahu fue abucheado al llegar al lugar de la tragedia.

Se sobrepasó la capacidad permitida por las autoridades

La celebración se permitió y se sugirió la presencia de 10 mil personas, pero al lugar llegaron aproximadamente 100 mil. Los fallecidos por la estampida ya fueron identificados por sus familiares y la policía decidió volver a cerrar el lugar.

Un testigo, identificado como Shmuel, estaba presente al momento de la tragedia y contó lo ocurrido, responsabilizando a las autoridades:

Llegó más gente, cada vez más. La policía no dejaba salir y comenzaron a apretarse unos contra otros y luego a aplastarse mutuamente. La policía no reabrió la barrera hasta que se rompió y toda la multitud cayó a los costados. Es una catástrofe.

El Ministerio de Justicia dijo que abrirá una investigación interna para determinar si hubo irregularidades en el proceder de los agentes encargados de dar seguridad al evento.