CANAL DE SUEZ

Marwa Elselehdar: la responsabilizaron falsamente de bloquear el canal de Suez

Las mujeres representan solo el 2% de los marineros en el mundo.
domingo, 4 de abril de 2021 · 17:42

Marwa Elselehdar tiene 29 años y es la primera mujer en ser capitana de un barco en Egipto. El último vez su nombre se volvió muy popular y su fotografía circuló por las redes sociales pero no por un logro profesional, sino por un rumor difundido, en el que le atribuían responsabilidad en el bloqueo del canal de Suez.

La capitana comenzó a recibir mensajes de texto y sus redes sociales se llenaban de cuestionamientos, por lo que decidió salir a responder que no tenía ninguna relación con el buque carguero, Ever Given, que pasó más de una semana atascado en el canal de Suez, detuvo el comercio regional y dejó daños multimillonarios.

El canal de Suez permaneció más de una semana bloqueado.

La principal ruta marítima tuvo en vilo al mundo, solo pudo liberarse con el aumento del nivel del agua y luego de haber provocado el desvío de varias naves. Sin embargo, Marwa, al momento del incidente estaba en su trabajo como primera oficial del Aida IV, a cientos de kilómetros de Alejandría. La nave pertenece a la autoridad de seguridad marítima de Egipto y se dedica a trasportar suministros.

Sexismo en el ambiente marítimo

Sentí que fui blanco de estos rumores, tal vez porque soy una mujer exitosa en este campo o porque soy egipcia, pero no estoy segura.

Marwa Elselehdar fue víctima de sexismo mientras estudió la carrera.

En un ambiente mayormente liderado por hombres, sumado a los estereotipos que limitan las capacidades de las mujeres, los rumores sobre una mala maniobra de Marwa incrementaron y se volvió motivo de burlas en internet. Dice sentirse sorprendida, sin embargo, no es la primera vez que enfrenta desafíos en la industria, de la que solo el 2% son mujeres.

Marwa Elselehdar está altamente capacitada, se graduó de la Academia Árabe de Ciencia, Tecnología y Transporte Marítimo (AASTMT), pese a que, en el momento de su postulación, la academia solo aceptaba hombres. La capitana reconoce que por mucho tiempo fue víctima de sexismo, pero no está dispuestas que le afecten los estereotipos.

A bordo, todos eran hombres mayores con diferentes mentalidades, por lo que fue difícil no poder encontrar personas de ideas afinas con las que comunicarse.

Otras Noticias