ESPAÑA

España comenzará a probar la semana laboral de cuatro días

Buscan voluntarios para implementarla.
miércoles, 7 de abril de 2021 · 09:53

A través de un programa nacional de tres años, España pretende iniciar una importante prueba que podría generar grandes cambios en caso de funcionar. Se trata de la semana laboral de cuatro días, que comenzará a implementarse en empresas que se incorporen al proyecto de manera voluntaria.

La intención del proyecto es comprobar si es posible implementar una semana en la que se dediquen cuatro días al trabajo sin que eso perjudique el desarrollo de la economía. Para ello, el Gobierno de Pedro Sánchez destinará un total de 50 millones de euros.

Íñigo Errejón consiguió la aprobación del proyecto a cambio de su voto a favor del plan de gastos de la Administración.

La idea de la semana laboral de cuatro días surgió de un pequeño partido político de izquierda, denominado Más País. Su líder, Íñigo Errejón, considera que cerca de doscientos empleadores de toda España podrían inscribirse para ser parte del ensayo.

El joven político manifestó que han pasado más de cien años desde la última vez que el país europeo redujo el tiempo de trabajo. Se remitió a la conquista del derecho a la jornada de ocho horas y aseguró que la tecnología y el crecimiento en la capacidad de producción no ha generado más tiempo libre para las personas.

Fuente: (RTVE Español)

Un camino cuesta arriba

Errejón planteaba la necesidad de recortar la semana laboral desde antes de la pandemia. Sin embargo, actualmente, tiene más elementos a favor de su iniciativa, ya que el coronavirus ha demostrado que es posible flexibilizar las horas de trabajo.

Aun así, reconoce que será una dura batalla conseguir que la iniciativa vaya un paso más allá y no quede solo en un mero experimento debido a que desde el Gobierno de España no lo consideran como una prioridad política, sino como una prueba piloto.

Empresas de otros países del mundo también consideran la posibilidad de reducir la jornada semanal. Es el caso de empleadores en Nueva Zelanda, Alemania y Japón. Las primeras pruebas piloto en empresas de estos países señalan que aumentaron las ventas, el compromiso de los empleados y la satisfacción de los clientes.

Otras Noticias