El Salvador

La Asamblea Legislativa de El Salvador pidió la destitución de los jueces de la Corte Suprema

Fue la primera acción de los parlamentarios del oficialismo y ocurre tras varios señalamientos de Nayib Bukele contra los magistrados.
sábado, 1 de mayo de 2021 · 23:23

En la primera sesión plenaria de la nueva Asamblea Legislativa de El Salvador, la vicepresidenta Suecy Callejas pidió la destitución de los magistrados propietarios y suplentes de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.  La iniciativa consiguió el respaldo de 64 de los 84 parlamentarios que conforman el parlamento.

Los partidos que votaron para admitir la iniciativa, son los que respaldan al oficialismo en El Salvador, es decir, Nuevas Ideas (NI), Gran Alianza por la Unión Nacional (GANA), Partido de Concertación Nacional (PCN) y el Partido Demócrata Cristiano (PDC).

Esta acción fue la primera tomada por los nuevos diputados del país centroamericano y los magistrados a los que pretenden destituir son, el presidente de la CSJ, José Armando Pineda, además de Carlos Sergio Avilés, Aldo Enrique Cáder, Marina de Jesús Marenco y Carlos Ernesto Sánchez.

 

Reiterados señalamientos del presidente Nayib Bukele

Nayib Bukele apuntó contra los magistrados de la CSJ en repetidas ocasiones.

El presidente Nayib Bukele acusó en varias ocasiones a los magistrados de retirarle facultades para atender la pandemia del coronavirus para favorecer a los partidos de la oposición. Señalamientos hechos en redes sociales y que derivaron varios ataques verbales contra los jueces constitucionales.

El 9 de agosto de 2020, Bukele insinuó en una cadena nacional que si de verdad fuera un dictador hubiese fusilado a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia por declarar inconstitucionales los decretos emitidos relacionados con el confinamiento obligatorio por la pandemia.

Los hubiera fusilado a todos o algo así, si fuera de verdad un dictador. Salvar mil vidas a cambio de cinco.

 

Una grave amenaza a la constitucionalidad

Tras la solicitud de destituir a los magistrados, diferentes organismos nacionales e internacionales expresaron su rechazo a la primera acción de los diputados oficialista, calificando la medida como inconstitucional ya que no solo se trata de una decisión por aritmética legislativa sino de respetar la independencia del organismo judicial.