COHETE CHINO

Astrónomos fotografiaron al cohete chino fuera de control que se dirige a la Tierra

Ingresará a la atmósfera el sábado y se espera que se desintegre. Sin embargo, mide 55 metros y pesa más de 20 toneladas.
jueves, 6 de mayo de 2021 · 20:58

Expertos del Proyecto de Telescopio Virtual capturaron una imagen del cohete Long March 5B de China, que reingresará en forma descontrolada a la atmósfera terrestre, el fin de semana. El astrónomo Gianluca Masi explicó que la imagen fue capturada cuando el objeto estaba a unos 700 kilómetros del telescopio y mientras el Sol estaba por debajo del horizonte, por lo que el cielo era muy brillante.

Esta es la imagen captada por los astrónomos. 

“Estas condiciones hicieron que la imagen fuera bastante extrema, pero nuestro telescopio robótico logró capturar estos enormes escombros”, explicó el especialista y añadió que fotografiar el cohete es un gran éxito, demostrando la capacidad técnica para rastrear objetos en el espacio.

Masi trabajó también junto al Observatorio Astronómico Bellatrix en Italia, utilizaron telescopios controlados de forma remota para observar y detectar al Long March 5B. El mismo equipo es aplicado para visualizar basura espacial, cometas y asteroides.

Como pueden ver, en la parte inferior de la imagen brillante del cohete se encuentra el típico efecto de floración del CCD, debido al brillo extremo del objeto.

El CCD son los dispositivos de carga acoplada, es decir, circuitos integrados que se utilizan en imágenes digitales. El sistema robótico fotografió el vehículo de lanzamiento del cohete, que mide aproximadamente 30 metros de altura y se lanzó el 28 de abril. El objeto está fuera de control e ingresará a la órbita terrestre el 8 de mayo, en la noche. La hora exacta se desconoce, al igual que el lugar donde podría estrellarse.

El cohete ingresará a la atmósfera el sábado 8 de mayo.

El cohete está siendo monitoreado por todo el mundo

La etapa central del Long March 5B está orbitando la tierra, da una vuelta cada 90 minutos a 7 kilómetros por segundo aproximadamente y eso dificulta hacer predicciones sobre su destino.

Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica de Harvard Smithsonian, explicó que un error de una hora en el tiempo de reingreso al planeta, podría ser un error de 29 mil kilómetros en la ubicación, donde posiblemente caerá. Los escombros caerían en el océano o en áreas que no están habitadas, pero no se descartan riesgos.