CHILE

El presidente de Chile le abrió las puertas a la ley de matrimonio igualitario

Anunció que dará carácter de urgencia al proyecto que se discute desde 2017 en el Parlamento.
martes, 1 de junio de 2021 · 21:14

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció en su último discurso de Cuenta Pública que dará su respaldo a la aprobación del proyecto de ley de matrimonio igualitario, que se presentó hace más de tres años en el Congreso Nacional.

El recinto parlamentario contó con aforo reducido en el marco de las medidas sanitarias. 

“Debemos profundizar sobre el valor de la libertad, incluyendo la libertad de amar y formar familia con el ser amado, y también sobre el valor de la dignidad de todas las relaciones de amor y de afecto entre dos personas”, expresó el mandatario del país sudamericano en su alocución frente al Congreso.

El proyecto de ley fue presentado por la expresidenta de Chile y actual Alta Comisionado de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet. Si bien se encuentra en trámite legislativo desde 2017, hasta el momento no ha presentado mayores avances. 

Esta situación podría modificarse luego de las declaraciones de Piñera, que fue sumamente enfático en su discurso. “Pienso que ha llegado el tiempo del matrimonio igualitario en nuestro país”, manifestó en una declaración que causó sorpresa, debido a su reconocida orientación conservadora.

Fuente: (Meganoticias)

Actualmente en Chile las personas del mismo género solo pueden unirse bajo la figura legal de “unión civil”, por lo que la aprobación de la ley de matrimonio igualitario se convirtió en una de las luchas más importantes de los colectivos LGBT del país.

Actualmente el matrimonio igualitario es ley en siete países latinoamericanos.

Reforma constitucional, el otro eje del discurso

La otra temática central del discurso de Sebastián Piñera fue la próxima Convención Constituyente que tendrá lugar en Chile. Luego de unas elecciones a constituyentes que no favorecieron a los candidatos del oficialismo, el presidente instó a no generar disidencias en torno a la reforma.

“La Constitución no debe ser nunca un factor de división. Muy por el contrario, en los países sabios, es siempre el gran marco de unidad, de estabilidad y de proyección de los países y pueblos”, expresó y luego instó a recoger los aportes “de las generaciones pasadas” en la redacción de la próxima carta magna del país, que muchos sectores consideran que debe ser prácticamente reescrita desde cero.