CHINA

El mercado de Wuhan operaba en condiciones irregulares y permanecerá clausurado

Un estudio evaluó al lugar y reveló que no tenía autorización para vender animales salvajes vivos, además de que operaba bajo dudosas medidas de higiene.
jueves, 10 de junio de 2021 · 19:04

El mercado de Huanan en la ciudad de Wuhan, donde se originó el coronavirus, operaba en condiciones irregulares por la venta de animales vivos que no podían comercializarse en el lugar. El estudio dirigido por especialistas chinos vuelve a la teoría sobre la mutación natural del virus, que habría pasado de un animal a una persona.

La investigación en la ciudad donde surgió la pandemia no es nueva, se realizó en 2019 y la coordinó el Laboratorio para la Conservación de la Fauna Salvaje del Suroeste de China. El trabajo fue liderado por Zhaomin Zhou, quien buscaba alertar sobre otro padecimiento de alta letalidad llamado Fiebre Servera con síndrome trombocitopénico.

El mercado fue clausurado tras detectarse el primer brote de coronavirus.

Los especialistas entrevistaron a vendedores de 17 mercados de Wuhan, pero se enfocaron en los que tenían establecimientos donde se vendían animales salvajes para comida. La revista Scientific Reports dio a conocer las conclusiones de la investigación, en la que se explica que el mercado de mariscos de Huanan vendía especies prohibidas por las leyes del país asiático.

Los especímenes comercializados en el lugar eran expuestos en jaulas, amontonados y en pésimas condiciones de salubridad, y además los comerciantes ofrecían sacrificarlos a la vista de los clientes. Algunos establecimientos no aclararon el origen de la carne que vendían por altos costos:

Casi toda la venta de animales salvajes era completamente ilegal.

 

Altos precios por animales exóticos pero falta de murciélagos

Se ofrecían aves como estorninos por casi 400 dólares, víboras venenosas a 90 dólares el kilo y perros mapache a 30 dólares por kilo. Sin embargo, pese a nombrar varias especies, el informe no revela la presencia de murciélagos, a los que les atribuyen la transmisión del coronavirus.

El mercado es uno de los más grandes de la ciudad y era conocido por la particularidad de las especies que se comercializaban.

En la investigación realizada en Wuhan, la última revisión de los establecimientos fue en noviembre de 2019, un mes antes de registrarse los primeros casos de coronavirus. Pese a este hecho, los resultados no se revelaron hasta hoy.

Los detalles que salieron a la luz ponen en duda los análisis realizados por los expertos de la OMS (Organización Mundial de la Salud), que busca esclarecer el inicio de la pandemia. Las muestras obtenidas por los expertos chinos revelan que la mayoría de los animales comercializados en el lugar provenían de granjas cercanas al establecimiento.