CHINA

Una manada de elefantes salvajes amenaza a los habitantes de una gran ciudad en China

Las autoridades no logran explicar por qué los animales abandonaron la reserva natural en la que vivían.
miércoles, 2 de junio de 2021 · 16:30

Las autoridades de Pu'er, una ciudad de 7 millones de habitantes ubicada al suroeste de China, manifestaron su alerta por la amenaza que generó el avance de una manada de elefantes salvajes que escapó de la reserva natural en la que estos animales vivían.

Los miembros de vida silvestre del país asiático aseguraron que hasta el momento desconocen los motivos que llevaron a al menos 15 elefantes a abandonar su hogar y caminar 500 kilómetros a través de las montañas.

Ante la inminente llegada de la manada a las carreteras, las autoridades dispusieron el corte y desvío del tránsito, con el propósito de mantener a salvo a los habitantes de las áreas pobladas. Una de las estrategias para controlar a los elefantes fue la colocación de barreras y el uso de comida a modo de cebo para distraerlos y proteger a los ciudadanos.

Fuente: (El Mundo)

Una manada con largo recorrido

Los elefantes que tienen en vilo a esta región de China son protagonistas de una de las migraciones salvajes de mayor distancia de las que se tiene registro en el país, según Chen Mingyong, experto en elefantes asiáticos citado por el medio Xinhua. 

Durante la semana pasada, el grupo de animales caminó por diferentes calles de la ciudad de Eshan, una situación que obligó a los residentes a permanecer encerrados en sus casas durante seis horas. Este miércoles, la manada ya se encontraba en Yuxi, un poblado ubicado a 20 kilómetros de Kunming, una ciudad del suroeste de China que tiene 7 millones de habitantes.

El daño causado por los elefantes en las zonas de cultivo se estima en 1.1 millones de dólares.

El recorrido total es de unos 500 kilómetros desde la reserva natural hasta estos poblados. En línea con el especialista Chen Mingyong, es posible que el elefante que lidera la manada carezca de experiencia  “y haya llevado a todo el grupo por mal camino”.

Un equipo de trabajo de 360 personas con 76 vehículos y 9 drones está a cargo del rastreo y seguimiento de los elefantes. Según las imágenes de monitoreo, la manada está compuesta por nueve elefantes adultos, tres subadultos y tres crías.