BURKINA FASO

Burkina Faso vivió el ataque más brutal desde 2015: murieron al menos 100 personas

Además hubo daños materiales tras el incendio de viviendas y mercados.
sábado, 5 de junio de 2021 · 16:47

Una vez más Burkina Faso se convirtió en escenario de un ataque por parte de grupos armados, producto del que murieron al menos 114 civiles, según los registros oficiales. Se trata de la avanzada de mayor violencia que se registró desde 2015, cuando se inició una incursión yihadista que ha dejado más de 1.400 víctimas durante los últimos seis años.

El ataque tuvo lugar durante la madrugada del sábado en la ciudad de Solhan, ubicada en la región del Sahel del país africano. Allí, individuos armados ingresaron a comercios y viviendas y asesinaron a hombres y mujeres de edades diversas, informaron los servicios locales de seguridad.

El hecho ocurrió en una región conocida como “zona de las tres fronteras”, ya que allí coinciden los límites de Burkina Faso, Malí y Níger. Según indicaron, el primer objetivo de la violenta incursión fue un puesto de apoyo civil al ejército. Luego avanzaron sobre viviendas, donde ejecutaron a las personas y posteriormente ingresaron a los comercios, muchos de los cuales luego fueron incendiados.

Las autoridades informaron el despliegue de soldados para realizar operaciones de rastreo y para garantizar la seguridad de la población.

Desde el gobierno calificaron las acciones como terroristas y pese a que ningún grupo se atribuyó la responsabilidad hasta el momento, las miradas apuntan a los yihadistas vinculados a Al Qaeda, que habitualmente realizan este tipo de ataques en Burkina Faso.

Las autoridades decretaron 72 horas de luto nacional y el presidente Roch Marc Christian Kaboré envió sus condolencias a las familias de las víctimas. En su mensaje, denunció la situación como un “ataque bárbaro” y sin nobleza.

El Gobierno se encargará de proceder a la extracción e inhumación de las víctimas.

Una región golpeada

Durante los últimos años, la pequeña localidad de Solhan ha sido escenario de brutales ataques yihadistas en Burkina Faso. Producto de esa escalada de violencia, las Fuerzas Armadas del país iniciaron el pasado 5 de mayo una operación en la zona para desactivar los ataques, aunque por el momento sin demasiado éxito.

Previamente, el viernes por la noche ocurrió otro ataque en la conocida aldea de Tadaryat, ubicada también en la región. Allí murieron al menos 14 personas.