REINO UNIDO

Sin rejas y con vista al lago: cómo será la polémica prisión que se construirá en el Reino Unido

La disposición de los espacios contrasta fuertemente con las cárceles tradicionales.
sábado, 5 de junio de 2021 · 04:30

Sobre el antiguo complejo penitenciario de Wellingborough, en Reino Unido, se construirá una prisión que poco se parece a las tradicionales. El complejo carcelario Five Wells no tendrá rejas, sino ventanas y no con cualquier vista: los presos tendrán la posibilidad de observar los lagos de pesca y el río Nené.

Ubicada a 100 kilómetros de la capital del país europeo, esta cárcel contará con capacidad para albergar a 1680 detenidos, por lo que se convertirá en la prisión más grande y la primera en ser administrada por una empresa privada en el Reino Unido.

Invertirán 300 millones de dólares en la construcción del complejo penitenciario.

Los corredores serán estrechos y contará con 84 celdas dobles que estarán divididas en sectores, aunque pensadas desde un “concepto abierto” de la organización espacial. Desde la prensa oficial del complejo que generó controversias en el Reino Unido, celebraron el avance de las obras y detallaron que será “la primera prisión que tiene sus pisos pulidos”.

En el techo ubicarán una serie de paneles solares. Además, para que los presos accedan a lugares de esparcimiento, se instalarán cuatro canchas de fútbol. Quienes así lo deseen podrán acceder a ofertas educativas y cursos de formación profesional.

 

Objetivo: reinserción social

El hecho de que la nueva prisión del Reino Unido no tendrá rejas generó una amplia polémica en el debate social. Frente a las críticas, la empresa a cargo explicó que se utilizarán vidrios templados, que son reforzados y más seguros.

Además, explicaron que las comodidades y facilidades de la infraestructura y el diseño apuntan a cambiar el paradigma de castigo, para promover la reinserción de los reos en la sociedad.

Además de habitaciones espaciosas, el lugar contará con un área de jardinería. 

Con el foco puesto en la rehabilitación de los detenidos, la institución apuntará a un desempeño eficiente en la recuperación de la vida de los presos una vez que abandonen la prisión. Según los planes, esperan concluir la obra en los próximos meses y recibir a los primeros habitantes en enero del próximo año.