ITALIA

Tensión en las costas de Italia: retuvieron un barco alemán que rescata migrantes

Indicaron que luego de una inspección detectaron incumplimiento de las normas de seguridad.
sábado, 5 de junio de 2021 · 17:34

El servicio de guardacostas de Italia bloqueó el paso de un barco de rescate de migrantes en el puerto de Palermo. La unidad retenida pertenece a la ONG alemana Sea-Eye y se encontraba en el Mediterráneo luego de haber rescatado en mayo a 414 migrantes que llevó hasta el puerto de Pozzallo, en el sur de Sicilia.

En abril, el navío zarpó de los astilleros de Rostock en Alemania para realizar su primera misión.

Según las autoridades del país mediterráneo, el navío no cumplía con los estándares de seguridad para llevar adelante una tarea humanitaria. “Una inspección puso al descubierto diversas irregularidades de naturaleza técnica que comprometen la seguridad no solamente de los miembros de la tripulación, sino de las personas que han sido o podrían ser en el futuro rescatadas”, explicaron en un comunicado.

La inspección de control realizada en el puerto de Italia determinó que el material de salvamento del barco solo era suficiente para ayudar a un máximo de 27 personas, por lo que, en caso de emergencia, la tripulación no estaría en condiciones de evacuar a todas las personas a bordo. En función de ello, decidieron que la nave permanecerá retenida en el puerto hasta que la Sea-Eye arbitre los medios para regularizar la situación.

Unos 15 mil migrantes han llegado a las costas italianas en lo que va del 2021.

La  dura respuesta  de Sea-Eye

Desde la ONG alemana criticaron la decisión de las autoridades italianas. El presidente de la organización, Gordon Isler, manifestó que “el argumento siempre es que los barcos de rescate alemanes salvan regularmente demasiadas personas de ahogarse”, en una fuerte declaración.

Además, explicó que Italia exige que el barco sea clasificado como buque de salvamento a través de una certificación, pero que eso no es posible ya que navega bajo bandera alemana y tal figura no está contemplada en la ordenación del sistema alemán. Ante esta disyuntiva, Isler pidió apoyo al Gobierno de su país para que intervenga y colabore en pos de destrabar el conflicto.