CANADÁ

El papa Francisco pidió sanación luego de un atroz descubrimiento en una escuela católica de Canadá

El Vicario de Cristo dijo sentirse "traumatizado" por la noticia.
domingo, 6 de junio de 2021 · 11:34

El papa Francisco compartió este domingo su dolor tras el descubrimiento de los restos de 215 niños en una antigua escuela católica para estudiantes indígenas en Canadá, y pidió a las comunidades cristianas del mundo respetar los derechos y culturas de los pueblos originarios.

A pesar de sus palabras de aflicción, el sumo pontífice no llegó a la disculpa directa que algunos canadienses habían exigido. Hace un par de días, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo que la Iglesia católica debe “asumir la responsabilidad de su papel en la gestión de muchas de las escuelas”.

Este domingo, al dirigirse a los peregrinos y turistas que visitaban la Plaza de San Pedro para recibir su bendición semanal, Francisco instó a los líderes políticos y religiosos católicos canadienses a “cooperar con determinación” para revelar la verdad tras el nefasto hallazgo, y así buscar la reconciliación y la curación de la comunidad católica e indígena.

En la nación canadiense funcionaban entre tres mil y seis mil escuelas de este tipo.

Durante sus declaraciones, el papa Francisco dijo sentirse cercano “al pueblo canadiense” y que ha quedado “traumatizado por la impactante noticia”. “El triste descubrimiento aumenta aún más la comprensión del dolor y el sufrimiento del pasado”, agregó el máximo representante del Vaticano.

En su reflexión, el Vicario de Cristo aseguró que este tipo de eventos “representan un fuerte recordatorio para distanciarnos del modelo colonizador y caminar codo con codo en el diálogo, el respeto mutuo y en el reconocimiento de los derechos y valores culturales de todos los hijos e hijas de Canadá”.

Finalmente, y antes de solicitar un minuto de silencio, Francisco encomendó a Dios las almas de todos los niños hallados en las escuelas residenciales de Canadá y pidió orar “por las familias y las comunidades nativas de Canadá destrozadas por el dolor”.

Fuente: (Euronews)

“Genocidio cultural” en las comunidades indígenas de Canadá

El descubrimiento el mes pasado de los restos de los niños en la Escuela Residencial Indígena Kamloops en Columbia Británica, que cerró en 1978, reabrió antiguas heridas y ha alimentado la indignación general en Canadá por la falta de información y de responsabilidad ante estos hechos.

Las escuelas residenciales operaron entre 1831 y 1996 y fueron administradas por varias denominaciones cristianas en nombre del Gobierno. La mayoría fueron gestionadas por la Iglesia Católica.

Estimaciones recientes sostienen que el sistema de escuelas residenciales separó por fuerza a más de 150.000 niños de sus hogares, muchos de los cuales fueron sometidos a abusos y otras formas de maltrato, además de desnutrición, en un caso que la Comisión de la Verdad y la Reconciliación denominó en 2015 como “genocidio cultural”.