ISRAEL

El primer ministro de Israel denunció "fraude electoral" y acusó de traidor a su rival

Netanyahu amenazó con derribar al nuevo gobierno en caso de que gane la elección.
domingo, 6 de junio de 2021 · 16:03

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, aseguró este domingo que una coalición política recién formada está lista para derrocarlo en el “mayor acto de fraude electoral” en la historia de la nación.

Tras las desafiantes acusaciones de Netanyahu, el jefe de seguridad nacional de la nación judía advirtió públicamente sobre la perspectiva de violencia política que podrían traer sus comentarios.

“Somos testigos del mayor fraude electoral en la historia del país, en mi opinión en la historia de cualquier democracia del mundo”, dijo el primer ministro de Israel en comentarios hechos a los legisladores de Likud, su partido político.

El país lleva días sumido en intensas protestas políticas en contra del primer ministro.

El miércoles, Naftali Bennett, quien reemplazará a Netanyahu como primer ministro, anunció junto con el líder de la oposición Yair Lapid que había formado una coalición de gobierno con facciones de todo el espectro político nacional, luego de una elección inconclusa celebrada el 23 de marzo, la cuarta de Israel en apenas dos años.

“Nosotros, mis amigos y yo en el Likud, nos opondremos vehementemente al establecimiento de este peligroso gobierno de fraude y rendición”, aseguró Netanyahu. “Y si, Dios no lo quiera, se establece, lo derribaremos muy rápidamente”, amenazó.

Horas después de sus feroces comentarios, Bennett pidió al líder más antiguo de Israel no dejar tras sí “la tierra arrasada” y aceptar que “la gente pueda establecer el gobierno de su preferencia”.

“Déjelo ir. Dejemos que el país avance. Señor Netanyahu, no deje atrás la tierra arrasada. Todos nosotros, la nación entera, queremos recordar el bien que hizo durante sus años de servicio”, dijo Bennett al primer ministro, quien ha ocupado el cargo desde 2009.

Fuente: (Yé)

El acuerdo de Bennet y la “promesa incumplida”

Las acusaciones de Netanyahu se centran en una promesa de campaña incumplida por Bennett, quien se había comprometido a no asociarse con partidos de izquierda, centristas, ni árabes.

Según el acuerdo de rotación, Bennett se desempeñará primero como primer ministro y será seguido por Lapid, lo que enfureció al saliente líder israelí. Hasta ahora, no se ha fijado una fecha para la votación parlamentaria que podría terminar de aprobar la formación del nuevo gobierno.