PERÚ

Perú elegirá a su nuevo presidente entre candidatos de dos polos totalmente opuestos

En un reñido ballotage, se enfrentan la conservadora Keiko Fujimori y el izquierdista Pedro Castillo.
domingo, 6 de junio de 2021 · 19:53

Esta mañana los centros de votación de Perú se habilitaron para dar inicio a una jornada histórica que definirá con profundidad el rumbo del país. Esta segunda vuelta de las elecciones presidenciales encuentra en competencia a dos candidatos con perfiles y proyectos diametralmente opuestos: Keiko Fujimori y Pedro Castillo.

Unos 25 millones de ciudadanos del país andino están habilitados para emitir su voto en los más de 11 mil puntos de sufragio que se abrieron en todo el territorio. También podrán hacerlo los peruanos que viven en otros países a través de las mesas que se instalaron para los sufragios desde el extranjero.

Fujimori deslizó sus sospechas de que podría haber algún tipo de fraude durante las elecciones. 

Los dos candidatos que compiten por la presidencia de Perú llegaron al ballotage prácticamente empatados, según los últimos sondeos. Incluso durante la primera vuelta -en la que participaron más de diez candidatos- los separaron pocos puntos de diferencia. Castillo obtuvo el 19 % de los votos y detrás se ubicó Fujimori, que logró recoger el 13 %.

Quien resulte ganador para suceder a Francisco Sagasti en la presidencia, tendrá el desafío de gobernar un país polarizado, sumido en una profunda crisis social y política que se vio agravada por la dramática situación sanitaria.

 

Dos modelos en pugna

Según los sondeos, con un reñido margen el candidato favorito de los ciudadanos de Perú es Pedro Castillo, un maestro rural y activista sindical de centroizquierda. Castillo sorprendió con su desempeño durante la primera vuelta, en la que consiguió la mayoría de los votos e irrumpió sorpresivamente en la escena política peruana.

Castillo emitió su voto en la localidad de Tacabamba

Con un perfil humilde, el maestro tiene su principal apoyo entre las comunidades rurales y campesinas. En sus discursos, suele cuestionar las grandes desigualdades que existen en Perú y de esa manera logró ganarse la simpatía de las clases más empobrecidas, especialmente en el interior del país.

Fujimori acusa a Castillo de promover el comunismo en Perú.

En el extremo completamente opuesto, se ubica Keiko Fujimori, una de las figuras políticas más conocidas de Perú e hija del expresidente Alberto Fujimori, quien actualmente se encuentra en prisión por haber sido condenado en causas por transgresiones a los derechos humanos.

Es la tercera vez que Fujimori se presenta como candidata a la presidencia y a diferencia de su contrincante, recoge el acompañamiento de las clases más pudientes de Perú, ubicadas principalmente en la zona de Lima y algunas regiones del norte que apoyan las políticas de apertura a los mercados. El apoyo empresarial y el liberalismo son los dos pilares de su campaña.