HAITÍ

Crisis en Haití: el Senado desconoce al primer ministro y nombra un nuevo presidente provisional

El magnicidio del presidente Jovenel Moise abrió un vacío de poder en el ya inestable país caribeño.
sábado, 10 de julio de 2021 · 08:59

El Senado de Haití nombró a su jefe como presidente provisional del país. Así, pese a que la Cámara Alta cuenta solamente con un tercio de los senadores activos, desafió la legitimidad del primer ministro Claude Joseph, quien tomó las riendas de la nación después del asesinato del presidente Jovenel Moise.

La resolución votada por el Senado indica que su jefe Joseph Lambert es el presidente provisional del país caribeño y que puede estar en el cargo hasta el 7 de febrero, fecha en la cual hubiese terminado el mandato de Moise. Además, se lo instó a formar un “Gobierno de entente nacional” y a llamar a elecciones lo antes posible.

El magnicidio de Moise abrió un vacío de poder causado no solamente por la ambigüedad de la Constitución para proceder en casos como este, sino también por la propia inestabilidad política de Haití.

Fuente: (CGNT)

 

Tres hombres para gobernar Haití

El Senado cree que Claude Joseph no puede gobernar Haití porque el pasado lunes Moise firmó un decreto (el último antes de morir) en el que designaba a un nuevo primer ministro: Ariel Henry. No obstante, este último no llegó a ser oficialmente investido. Henry dio algunas entrevistas en las que afirmaba que él trabajaba para formar un nuevo Gobierno en conjunto con la oposición, pero no volvió a referirse al tema.

Es que ante la crisis desatada en el empobrecido país, tanto Estados Unidos como las Naciones Unidas se dirigen inequívocamente a Joseph, quien también es el canciller haitiano, como la cabeza del Gobierno. Más aún, en las conferencias de prensa que dio para informar sobre el avance de los acontecimientos e investigaciones, el premier siempre estuvo escoltado por el jefe de la policía, Leon Charles, y otras figuras de autoridad.

Así y todo, ninguno de los tres hombres que dicen gobernar el país tienen una férrea legitimidad, puesto que ninguno pudo ser ratificado por el Parlamento debido a que este fue disuelto en enero de 2020 al no haberse podido organizar elecciones legislativas.