ISRAEL

Dosis de refuerzo: Israel es el primer país del mundo en aprobar una tercera inyección

El ingreso de la variante delta puso al país hebreo en alerta después de meses de calma.
lunes, 12 de julio de 2021 · 13:23

El Ministerio de Salud de Israel informó hoy que autorizó a dar una dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus a los pacientes inmunodeprimidos. El hospital Sheba, uno de los más grandes del país, ya comenzó a agendar turnos para este grupo de riesgo frente a la enfermedad, según indicaron las autoridades.

"Hay evidencia acumulada de que los pacientes con debilidad inmunológica no desarrollan una respuesta satisfactoria de anticuerpos después de dos dosis de la vacuna, y algunos de ellos pueden desarrollar anticuerpos tras una tercera dosis", explicó Emilia Anis, jefa de la unidad epidemiológica del Ministerio de Sanidad del país hebreo, citada por el diario local Times of Israel.

Las autoridades sanitarias israelíes recomendaron que para este grupo poblacional, la tercera dosis se dé entre cuatro y ocho semanas después de la segunda.

Israel es el primer país del mundo en aprobar y comenzar a aplicar una tercera dosis del inmunizante, incluso antes que la Unión Europea y Estados Unidos, donde el laboratorio Pfizer impulsa la inyección de refuerzo. Tailandia también se adelantó a Occidente y estipuló que los trabajadores sanitarios pueden recibir una tercera dosis.

 

La vacunación en Israel

Israel es uno de los países del mundo que más rápido y más ampliamente inmunizó a su población. Tanto es así que en los últimos meses las cifras de muertos y contagiados se desplomaron. No obstante, el ingreso de la variante delta del coronavirus provocó un aumento en los casos positivos.

En la última semana, los contagios diarios promedian los 500, algo que no se veía desde marzo.

Más aún, el Ministerio de Salud detectó que la efectividad del producto de Pfizer para prevenir los contagios se reducía a un 64 % con esta mutación. No obstante, parece limitar de todos modos los casos graves, puesto que todavía no se vio que escalen las hospitalizaciones por cuadros serios de la enfermedad.