JAIR BOLSONARO

“Le sacaron un litro de líquido del estómago”: un hijo de Bolsonaro informó sobre su estado de salud

El presidente brasileño fue internado ayer debido a una crisis de hipo y fuertes dolores abdominales.
jueves, 15 de julio de 2021 · 13:16

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, evoluciona favorablemente después de que ayer fuera sometido a un tratamiento para desobstruir su intestino. Si continúa así, podría evitar una nueva cirugía, informó hoy uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro.

“El señor presidente de la República, Jair Messias Bolsonaro, sigue internado en el Hospital Vila Nova Star, en San Pablo, evolucionando de forma satisfactoria clínicamente y confirmado por laboratorio. Continúa el plan terapéutico previamente establecido. El presidente sigue sin previsión de alta”, informó el último boletín de las autoridades médicas.

 

Obstrucción intestinal

Bolsonaro ingresó ayer al hospital militar de Brasilia debido a fuertes dolores abdominales y a una crisis de hipo que arrastraba desde hacía varios días. Allí fue identificada una obstrucción intestinal, por lo que fue trasladado al centro de salud de San Pablo.

“Tiene una adherencia en el intestino que hace que los alimentos no consigan pasar por ahí. Eso terminó tapando y se formó una acumulación de líquidos que acabó yendo para el estómago”, explicó Eduardo Bolsonaro y agregó: “Le sacaron un litro de líquido del estómago; eso alivió su dolor”.

El diputado federal afirmó que espera que el bloqueo se deshaga naturalmente (gracias al tratamiento al que fue sometido) y que el mandatario ultraderechista no tenga que ser sometido a una nueva cirugía. Es que debido a la puñalada que recibió durante la campaña de 2018, Bolsonaro ya pasó por cinco intervenciones.

Según el legislador, el jefe de Estado brasileño se encuentra en el hospital acompañado de Carlos Bolsonaro (otro de sus hijos) y de su esposa Michelle. Se espera que Bolsonaro quede en observación durante tres días en San Pablo.

El propio mandatario publicó esta imagen en sus redes sociales, donde vinculó directamente su dolencia actual con el ataque que recibió en 2018.