Amazonia

Un estudio advirtió que más de 10 mil especies están en peligro de extinción en el Amazonia

Este territorio juega un papel crucial para determinar el clima en el Planeta, pero en los últimos años ha sufrido fuertes daños.
jueves, 15 de julio de 2021 · 23:59

Más de 10 mil especies de animales y plantas corren un alto riesgo de extinguirse por la destrucción de la selva amazónica, según un informe elaborado por el Panel Científico para la Amazonia, que recordó que el 35 % del territorio fue degradado o deforestado en los últimos años y esto agrava su situación.

Alrededor de 200 científicos de todo el mundo participaron de diferentes investigaciones que se recaban en el informe. El estado de la selva aclaró su importancia en la variación del clima y los riesgos a los que todavía está expuesta.

Para conservar a muchas de estas especies, los científicos creen que se debe reducir la deforestación del Amazonia a cero durante la próxima década, además de restaurar las zonas que fueron dañadas por grandes incendios o por la tala de árboles.

Más del 20 % de las especies de flora están en esta región del mundo.

La selva tropical es clave para contrarrestar el cambio climático porque almacena y absorbe carbono. De hecho, su suelo y vegetación contienen hasta 200 mil toneladas de carbono, lo que es más de cinco veces las emisiones anuales en todo el planeta.

La destrucción continua del terreno por la interferencia humana pone en alto riesgo de extinción a más de 8 mil plantas endémicas y 2.300 animales.

 

La situación es irreversible

El análisis de los expertos indica que el riesgo al que se enfrenta la humanidad es irreversible y catastrófico, todo tiene que ver con el cambio climático y el declive de la biodiversidad. Mercedes Bustamante, Profesora de la Universidad de Brasilia, se refirió a la posibilidad de revertir esta situación:

Hay una pequeña oportunidad para cambiar la trayectoria. El destino de la Amazonia es fundamental para la solución de las crisis globales.

La deforestación aumentó en Brasil desde que el presidente Jair Bolsonaro asumió el poder hace dos años; la tala de árboles alcanzó su máximo de los últimos 12 años y motivó miles de protestas alrededor del mundo. El mandatario debilitó los organismos dedicados al cuidado del medio ambiente en el país y otorgó tierras protegidas para destinarlas a la agricultura y minería.