CASTOR

Por primera vez en 400 años nació un castor en un parque nacional del Reino Unido

Los castores se extinguieron en territorio británico por la caza del hombre en el siglo XVI.
viernes, 16 de julio de 2021 · 11:42

Las cámaras instaladas en el Parque Nacional Exmoor, en el sudoeste de Inglaterra, captaron la presencia de un bebé castor. Se trata de la primera vez que una cría de esta especie nace en el Reino Unido en 400 años.

Las imágenes mostraron a una cría de seis semanas de edad mientras nadaba junto a su madre hacia el dique familiar, en el condado de Somerset. El nuevo miembro de la familia de roedores semiacuáticos fue bautizado Rashford, en honor a Marcus Rashford, jugador del Manchester United y de la selección de fútbol de Inglaterra.

La pareja de castores euroasiáticos fue introducida en esta zona de Inglaterra en enero de 2020. Las autoridades del parque habían sospechado que habían logrado reproducirse porque cambiaron su comportamiento.

Mientras que el macho comenzó a llevar más madera y otro tipo de vegetación hacia su dique a finales de la primavera y trabajaba solo, la hembra se mantenía fuera de vista. Cuando por fin los guardaparques pudieron verla, sus pechos confirmaron que había dado a luz. Ahora, la familia se mantendrá junta por lo menos dos años, hasta que Rashford se vaya a crear un territorio para sí mismo.

Fuente: (New Scientist)

 

Cambios en el medioambiente

Los castores fueron arrastrados a la extinción en el Reino Unido en el siglo XVI por la caza masiva de los hombres en busca de su carne y de su piel. Sin embargo, las autoridades británicas consideraron que la reintroducción de esta especie en el territorio sería beneficiosa no solamente para la biodiversidad, sino también para el medioambiente.

Es que los castores son “ingenieros del ecosistema” y su presencia provoca cambios inmediatos en el ambiente. Aunque en muchos lugares del mundo donde fueron introducidos estos cambios fueron para mal, en este territorio ya se observan grandes mejoras.

“La transformación del hábitat es impresionante. Pasar de un bosque seco a un humedal abierto en tan poco tiempo no solamente impulsó la variedad de vida silvestre en el estado, sino también sus números”, afirmó Ben Eardley, encargado del proyecto, citado por The Guardian.

“Esto es muy importante porque los castores están haciendo mucho de lo que queremos en términos de conservación y manejo de la tierra. Están dejando pasar la luz y el agua en el lugar, y con eso ayudan al proceso de proveer mayores oportunidades para que otras especies puedan habitar la zona”, subrayó.