HAITÍ

La ex primera dama, Martine Moise, regresó a Haití tras del asesinato de su esposo

La viuda de Jovenel Moise utilizó un chaleco antibalas y fue recibida por varios funcionarios.
sábado, 17 de julio de 2021 · 22:55

Martine Moise, ex primera dama de Haití y quien resultó herida en el ataque contra el presidente Jovenel Moise, regresó a Puerto Príncipe este fin de semana tras ser dada de alta de un hospital en Florida.

La llegada de la viuda del presidente no fue anunciada y sorprendió a muchas personas que todavía procesan el crimen contra el mandatario cometido el 7 de julio, más precisamente durante la madrugada y en su residencia privada. El ataque fue llevado a cabo por un comando armado conformado por haitianos, estadounidenses y exsoldados colombianos.

Fuente: WPLG Local 10

Martine Moise bajó del avión con el brazo vendado, vestida de negro, con una mascarilla oscura y un chaleco antibalas. Viajó en un jet privado y fue recibida por el primer ministro interino, Claude Joseph, y otros funcionarios del Gabinete.

La ex primera dama había expresado antes su pesar por la pérdida de su esposo, sin poder creer que partió sin decir una palabra:

Este dolor jamás pasará.

 

El funeral de Jovenel Moise

El funeral del presidente Jovenel Moise será el 23 de julio en la ciudad de Cabo Haitiano, en el norte del país, y se espera que asista su esposa, quien llegó horas después de que un grupo clave de diplomáticos desairaran al hombre que actualmente está al frente de Haití.

Claude Joseph gobierna la nación caribeña con el respaldo de las fuerzas de seguridad, pese a que un día antes de su asesinato, el presidente había anunciado que lo reemplazaría. El primer ministro y sus aliados argumentan que el sucesor designado, Ariel Henry, nunca fue juramentado, por lo tanto, no puede asumir el puesto.

Se espera que para el funeral del presidente haya un amplio dispositivo de seguridad, mientras investigadores internacionales trabajan en Haití para identificar a todos los responsables del crimen. Esta semana varios nombres surgieron como presuntos autores intelectuales y todo indica que el asesinato fue motivado por intereses políticos.