LIVERPOOL

Liverpool cayó en desgracia: por qué su puerto fue desterrado de la lista de la Unesco

Solo otros dos lugares en el mundo fueron removidos de la lista de patrimonio mundial.
miércoles, 21 de julio de 2021 · 11:59

La ciudad británica de Liverpool recibió una mala noticia: su reconocido puerto será eliminado de la lista del patrimonio mundial de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura). Sin embargo, la ciudad apelará la decisión.

La agencia anunció esta medida después de una apretada votación. Fueron 5 los delegados del comité que votaron en contra y 13 a favor, solo un voto más de los que se necesitaban para que pase la nueva medida. Finalmente, el cuerpo de delegados anunció que los proyectos de construir edificios y un estadio de fútbol cerca del puerto de la icónica ciudad en el noroeste del Reino Unido habían llevado a “un serio deterioro y una pérdida irreversible” del patrimonio histórico.

Ser parte de la lista da acceso a fondos de la ONU para la conservación y además supone protección bajo la convención de Ginebra en caso de guerra.

Estas actividades representaron una “pérdida importante de la autenticidad y la integridad” del puerto. Más aún “se deterioró de tal manera que perdió las características” que habían hecho que se incluyera en la lista de patrimonio mundial de la Unesco en 2004.

El puerto de Liverpool entró en la lista a causa de su historia como punto nodal en el comercio y la emigración británicas durante el esplendor de su imperio, así como también por su arquitectura.

 

La respuesta de Liverpool

Algunos ciudadanos británicos que militan por la conservación del patrimonio histórico y cultural del país calificaron a esta decisión como humillante, y no exageran. Solamente otros dos sitios en el mundo fueron desterrados de la lista con anterioridad: el santuario del oryx de Arabia (una especie de antílope) en Omán, por la exploración de petróleo en el área, y el valle del Elba en Alemania, a causa de la construcción de un puente.

La alcaldesa de la ciudad, la laborista Joanne Anderson, afirmó en un video publicado en Twitter que estaba “tremendamente decepcionada y preocupada” por la decisión. Además, señaló que le resulta “difícil entender cómo la Unesco puede preferir que haya muelles vacíos en lugar del estadio del Everton” y aseveró que van a evaluar apelar la decisión.

El gobernante de la región de Liverpool, Steve Rotheram, fue contundente al estimar que se trataba de “una decisión tomada al otro lado del mundo por gente que no parece entender el renacimiento” que vio la urbe en el último tiempo. “Es una decisión retrógrada que no refleja la realidad sobre el terreno”, sentenció.