ANDALUCÍA

Una rata se coló en plena sesión del Parlamento de Andalucía y provocó una divertida escena

No es la primera vez que el Congreso andaluz es protagonista de un video viral.
miércoles, 21 de julio de 2021 · 13:16

La presencia de una rata en el Parlamento de Andalucía, España, causó una escena irrisoria entre los diputados y desató unos momentos de caos. Tanto fue así que la sesión tuvo que ser suspendida unos momentos.

La presidenta de la Cámara Marta Bosquet, perteneciente al partido Ciudadanos, procedía a dar paso a la votación para que Susana Díaz, expresidenta de la Junta de esta región al sur de España, pasara a ser senadora. Pero entonces, Bosquet dio un grito ahogado y se llevó la mano a la cara con la vista fija en el otro extremo de la Cámara: una rata había entrado.

La cómica escena se desencadenó. La diputada de Vox Ángela Mulas se dio cuenta de que el roedor estaba bajo su asiento, por lo que se eyectó hacia el pasillo. La confusión reinó durante unos minutos en el pleno del Parlamento mientras los legisladores miraban por debajo de sus mesas y asientos el paso de la rata, cuyo tamaño no pudo ser consensuado por parte de los presentes.

Finalmente, fue el vicepresidente de la Cámara, Juan Marín, el que pudo expulsar a la inoportuna visitante. Por supuesto, el acontecimiento se hizo viral en las redes sociales. Sin embargo, las bromas también vinieron por parte de la clase política. Elías Bendodo, portavoz de la Junta de Andalucía, afirmó: “No es la especie más peligrosa que hay en el Parlamento”.

 

Un nuevo momento viral del Congreso andaluz

El Parlamento de Andalucía protagonizó en 1994 también un momento viral, aunque todavía faltaban muchos años para que surgieran las redes sociales. Todo sucedió cuando los disputados trataban un asunto muy serio por el que ya hacía muchas horas que debatían.

La diputada Hortensia Gutiérrez del Álamo, entonces secretaria de la mesa del Congreso, debía llamar uno a uno a los 109 legisladores para que se pararan y votaran a favor o en contra de una enmienda. Como ya todos estaban cansados y era la tercera vez que se procedía a votar, comenzaron a levantarse y sentarse muy rápidamente.

“Yo veía cómo la gente se levantaba y se sentaba con mucha rapidez, y a mí la situación me pareció muy cómica desde arriba, desde el estrado. Empecé a reírme y ya no pude parar”, contó recientemente la expolítica a El País. Su risa contagió a sus colegas, e inclusive el presidente de la Cámara tenía que hacer fuerza para no reírse.

Las imágenes hilarantes llegaron a las cadenas de televisión de todo el mundo, hasta a las de Japón. “No entendemos muy bien de qué se ríen, pero lo hacen a gusto y con una risa contagiosa”, afirmó la conductora de la cadena japonesa NHK.

Fuente: (Memoranda)