Colombia

El ministro de Defensa de Colombia responsabiliza a Venezuela por el atentado contra Iván Duque

Entre los detenidos hay un oficial retirado del Ejército y todos serían disidentes de las FARC.
jueves, 22 de julio de 2021 · 18:49

El ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, aseguró que los atentados en Cúcuta contra una brigada militar y el helicóptero del presidente Iván Duque fueron planeados desde Venezuela, donde se ordenó el ataque contra la nave que desplazaba al mandatario el 25 de junio, más precisamente mientras sobrevolaba el Norte de Santander.

El funcionario del país cafetero responsabilizó a las autoridades del país vecino de la colocación de un carro bomba que explotó el 15 de junio en la brigada 30 del Ejército, ubicado en la misma ciudad fronteriza con Venezuela y que dejó a 36 personas lesionadas.

Diego Molano acusó al Gobierno de Nicolás Maduro de albergar terroristas, que se dedican a planear ataques en contra de la institucionalidad colombiana.

El director de la Policía colombiana, Jorge Luis Vargas, explicó que las disidencias de las FARC, que presuntamente delinquen en Venezuela, habrían efectuado las órdenes de ataque desde campamentos irregulares ubicados muy cerca de la frontera.

El funcionario dijo tener pruebas sólidas de la coordinación para el transporte de material explosivo desde el país en crisis, además de la formación criminal para colocar el vehículo explosivo dentro de las instalaciones de la Brigada 30.

El helicóptero en el que se transportaba el presidente colombiano recibió varios impactos de armas de grueso calibre.

 

Varios detenidos por los ataques

El fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, informó que los responsables de la acción terrorista contra los militares y el ataque al helicóptero del presidente pertenecen a las fuerzas disidentes de las FARC.

Hasta el momento fueron capturados diez supuestos integrantes del grupo armado, que recibieron órdenes de alguien conocido como John Mechas. De los detenidos, tres participaron en el diseño y ejecución de los hechos, uno fue identificado como Andrés Medina, alias el Capi, un capitán retirado del Ejército, otro fue identificado como Ciro y el tercero es Miguel.

Los capturados fueron imputados por terrorismo agravado, concierto para delinquir, fabricación, tráfico o porte de armas de uso privativo de las fuerzas militares y daño en bien ajeno.